Displasia de Cadera en perros

 

displasia

La displasia de cadera es una enfermedad hereditaria del desarrollo de la articulación coxofemoral que se caracteriza por laxitud de la cadera y la aparición de osteoartritis. Es una alteración muy común, es la enfermedad osteoarticular más frecuente en perros; suele afectar ambas caderas. Es una enfermedad con consecuencias graves funcionales pero no grave vital , y muchos animales muestran signos leves o no muestran síntomas en absoluto. Afecta a todas las razas de perro, aunque la prevalencia es mayor en razas grandes y gigantes. No existe prácticamente en galgos y es muy frecuente en San Berbardo, Mastines, BullDog, Dogo de Burdeos, Pastor Alemán, Golden Retriever y Rottweiler entre otras razas. Todas ellas presentan una incidencia por encima del 20%. No hay predilección de sexo.
Es una enfermedad multifactorial, multigénica y hereditaria. Es muy frecuente que aparezcan cambios degenerativos de osteoartrosis. La osteoartrosis que aparece debido a la displasia causará los problemas de inflamación, dolor, que a su vez harán que el perro cargue más peso en el cuarto anterior, menos en el posterior y por lo tanto use menos los posteriores y aparezca una clara atrofia muscular que agravará los síntomas. Existen varios grados que se miden normalmente haciendo una radiografía.
Signos clínicos más frecuentes:
– Cojera que puede aumentar con el ejercicio
– Caminar y trotar con balanceo de caderas
– Rigidez tras inactividad
– Dificultad para levantarse
– Atrofia muscular
– Negativa a moverse
– Cambios en el humor
– Dolor a la palpación

 

thCA9RBB0W
Tratamiento conservador – no invasivo
Está indicado en todos los perros con signos clínicos leves, independientemente de la edad, y siempre se puede considerar como la primera línea de tratamiento, incluso en casos graves.
Consta de: control de peso y manejo dietético, plan de rehabilitación y uso de fármacos.

• Mantener un peso óptimo: es muy importante. Cuanto menos peso deba soportar la articulación, menos dolor habrá y menos artrosis se generará. La situación ideal sería mantener al perro delgado, pero con una masa muscular adecuada. Es por ello que nos debemos asegurar que el perro continúe teniendo actividad física regular.
Los perros jóvenes predispuestos a displasia de cadera o con síntomas de la enfermedad se ven beneficiados si se les limita la dieta, de modo que se mantengan delgados durante el desarrollo.
El control de peso por sí solo ha demostrado ser útil para reducir la cojera en perros adultos con osteoartritis secundaria establecida.

• Está indicado llevar a cabo rehabilitación. Los objetivos serán: aliviar el dolor, mantener o mejorar la funcionalidad de las extremidades y reducir la progresión de la osteoartritis.
Lo mejor es limitar al mínimo el ejercicio en fases agudas dolorosas, pero es necesario para mejorar la funcionalidad a largo plazo. El ejercicio mejora el arco de movimiento, estimula el metabolismo del cartílago y fartolece los músculos y ligamentos, lo que lleva a un aumento de la estabilidad articular y una reducción del dolor. Es mejor evitar los ejercicios de alto impacto, los ejercicios suaves, como los paseos controlados con correa, suelen ser beneficiosos.

• Usaremos antiinflamatorios en períodos en que el dolor es importante.
Usaremos protectores articulares a largo plazo, condroprotectores, permitirá enlentecer la progresión de la artrosis y disminuir el uso de antiinflamatorios. No conllevan efectos indeseables para el animal y se pueden usar en perros de avanzada edad, en cachorros y en animales con otras patologías graves. Los más comunes son a base de Condroitin sulfato y Glucosamina.

thCA4Q5QR1

Otras medidas recomendadas son:
– Dormir sobre colchones. El descanso del animal es muy importante, la displasia de cadera y la artrosis se acentúa cuando el perro lleva tiempo sin moverse y vuelve a la actividad.
– Aplicar calor: en forma de mantas, abrigos, termoterapia, etc. Reduce el dolor de forma significativa y acelera la recuperación. También debemos guarecer al perro de la humedad.
– Arnés para posteriores, para ayudar a levantarlo (cuando lo necesite)
– Sillas de ruedas: en los casos en los que el animal tiene dificultades para levantarse o para hacer una actividad normal pueden devolverle la autonomía.

La prevención es especialmente importante durante el crecimiento del animal. Aunque esté predispuesto genéticamente, podemos ayudar a minimizar el desarrollo de la enfermedad. El factor más importante es la velocidad de crecimiento. Ésta debe ser constante, sin picos. Es muy importante proporcionar un pienso adecuado a su talla, sobre todo en perros de raza grande/gigante, ya que los piensos normales aportan un exceso de calorías.
Una alimentación hipocalórica a partir de los 3 meses y hasta los 8 meses protege de la displasia sobretodo a perros con un rápido crecimiento.
El segundo factor es el ejercicio. Éste deberá ser suave, regular y de bajo impacto. Deberemos limitar los saltos y las escaleras. La natación moderada ayuda a hacer ejercicio con menos impato articular y a hacer movimientos más amplios de las articulaciones, aportando flexibilidad.

 

181[1]
Un diagnóstico precoz es importante para poder empezar a tratar cuanto antes mejor.

Tratamiento quirúrgico
Existen distintos métodos: escisión del músculo pectíneo, triple osteotomia de cadera, artroplastia de la cabeza femoral, forage, prótesis de cadera. El veterinario escogerá el que necesite el animal.
También realizaremos rehabilitación, que va a depender de la técnica empleada, la edad del paciente y la presencia o no de osteoartritis.
Montserrat Roca
Fisioterapeuta de pequeños animales a domicilio
www.fisioterapiagossos.com

Esta entrada fue publicada en Fisioterapia Veterinaria. Guardar el enlace permanente. Añade un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá. Los campos obligatorios están marcados con un *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*